Confusión

my hatanytimehefinish

Estoy dando tiempo al tiempo para que me digas que me quieres

Que me amas como un loco

Sin prejuicios o esperas

Estoy esperando que me digas que quieres mirar los ocasos conmigo

Las noches nublosas y las mañanas soleadas

En esa casa frente al mar

El mar de aquí o el mar de allá

No importa, para mi cualquiera mar está bien, si es contigo que lo veré

Estoy esperando que me digas cual canción preparaste para mi
Que poema se ajusta a la mirada de tonta que tengo si te veo

¡Que confusión! porque yo espero y tú no sabes

¿Quién te dirá? ¡Aun espero que trates¡

¡Que lo notes!

¿Acaso eres tonto?

¿No ves? Estoy esperando  un atisbo de interés.
Pola
Anuncios

A ti

img_20190103_205954

Vida que estas caminando sobre el filo de una cuchilla afilada

¿Quién eres?

¿Dónde miras?

¿Por qué temes?

Sabes que los que ríen y los que lloran tendrán el mismo irreparable destino

Entonces caminas afanado, te alejas de mí y buscas la hermosura en otros paramos, en otro ojos

Me miras como si me amaras

 pensando que vives

Yo te sueño

 te anhelo

incluso cuando estás aquí

cuando te vas

cuando estoy más viva

y cuando la muerte se acerca

No te ausentes

llévame contigo para vivir

llorar

reír

amar

y morir.

Pola

Delirio

293

No había olvidado ningún detalle de lo planeado. Tenía 13 años cuando paso por su cabeza la  descabellada idea, ahora que habían pasado 16 años seguía retumbando en su cabezota. Le parecía perfecta y planearla con  detalle le daba esperanza.

“Eres frágil que te rompes con zumbidos

Inestable que te mueves con la brisa

!Que débil que caes a suspiros¡

Tan pobre…”

Lo escuchaba todo los días, incluso cuando una pizca de belleza asomaba en sus turbios ojos.

Belleza la palabra que no conocía la que no tenía significado.

Les decía:

“No crean que porque soy pobre no conozco la soledad

No crean que porque soy pobre no he llorado con el canto de las aves

No crean que porque soy pobre no conozco los abrazos

No crean que porque soy pobre no he sentido la angustia”

Se sentó en la silla sucia y fría los miro a todos trastornada, retumbando histeria y desgarro sus venas en un frenesí de rabia.

Era un mar de rosas rojas terciopelos derretidas por el viento y ella se desvanecía en cada gota.

Pola

 

Modernidad

IMG_20160623_134251283

Acontece una modernidad que  lastima las heridas de las esperas rotas.

Domina a las gentes que caminan, mientras sueñan con sus manos.

Lastima en las sollozos de los impetuosos  que trabajan en oscuridad, solos y sin entrega.

Tortura porque mata de apetencia, a garrotazos de miseria y consternación.

Acontece indiferente entre las gentes que miran, porque no les tocó y hacen las paces con sus sentidos.

Atiborrados de ilusiones en cabinas sin espejos, deslumbrados por luces de inteligente espectro.

Mientras ellos los dolidos se consuelan, siendo víctima y causa.

Acontece engañosa, reconfortante, impedida, moderna y difícil de descifrar.

Ella vieja pareciera transformada, la misma esclavizante de siempre.

Pola

Los que miran.

 

IMG_20170412_073416 (2)

En el ayer de mi vida parece que se lleno de sueños la bolsa.

Los he contado todos, como los que cuentan monedas en la parada de un bus.


Eso si, unos con más valor que otros que suceden muy curiosos, caprichosos y difíciles de descifrar.


De estos los mas espinosos son los que miran, porqué se cumplen todos los días.


Casi que los puedes ver mirándote desde muy temprano mientras lavas tus dientes o vas camino al trabajo.


Te miran demandando un abrazo y es ahí donde se complica la cosa, razón de su dificultad.


¿Cómo lo hacen las otras personas? En efecto yo camino directo hacia ellos mirándolos volandero fijamente. 


Pero acaso voy tarde y no puedo ir por ellos, algunas veces cansada aunque generalmente carente. 


A la sazón de ese  problema, parece que no quieren mirar, esquivan la ráfaga de tus miradas y así no los puedes abrazar. 


Así que yo voy temprano, descanso lo necesario y trato de no ser olvidada. 


Pola

Incrédulos

Para los incrédulos del amor:

Les cuento que esas historias empiezan con un ¿vamos a tomar una café? con un !hola¡ y que linda se ve tu sonrisa, cuando la brisa viene del norte.

Yo sé, ustedes van por ahí orgullosos de su incredulidad,

Pero eso en verdad existe, así que…

Ame la brisa que se tropieza con su cara en la mañanas, ame las piernas que lo llevan a hermosos lugares.

Le recomiendo que empiece con estas grandes cosas y después enamoresé de las pequeñas.

Por ejemplo de la curva que hace su boca cuando dice su nombre, no sé…lo que sea ¡pero crea!

Pola

Tu recuerdo

 

Entre los va y vienen de mi vida tu recuerdo se ha vuelto efímero y etéreo,

es corto el tiempo que puedo mantenerlo y se ha vuelto tan delicado que esta a un beso de la extinción.

Está agonizando entre miradas, se aferra a cualquier brisa pero fallece entre pasos,

lo he escuchado gritar y llorar dolorosamente que me dan ganas de abrazarlo…pero está lejos y borroso que me es imposible verlo.

 

Pola

El encuentro

received_10160449842895217
Fue así:
Estaba parada en esa fría solitaria esquina  que se aproximaba preciosamente a un tono café.
Sin pensamiento, esperando algo que no sabia que era, y él pasó la calle, cual brisa de verano sonriente, fuerte y hermoso.
Pasó que me lance sobre él con la fuerza de una lluvia de invierno y la esperanza de la primavera.
El tiempo nos abrazo velozmente como si fuera gacela.
 Y llego la calma del árbol, como si todo hubiera acabado y no quedara nada.
Quede yo cual reloj en pausa después de tres estaciones.
Pola

Thomas

 

B612_20161101_153249 (2)

Un suspiro

Quizás dos o mil más

Una calle

El restaurante

Ese café

La palabra

Suspiros  y suspiros que producen tus recuerdos

Podría ser que estemos lejos

Podría ser que estemos cerca

¿Quien sabrá que haces?

Te descubrí donde los pies bailan y te perdí donde las gentes dan la espalda

Espero encontrarte donde se reúnen las miradas.

Pola